Calcio, magnesio, zinc y vitamina d

Calcio, magnesio, zinc y vitamina d

El magnesio es el único elemento que deja la asimilación del calcio, fósforo y vitaminas, tanto en humanos como en animales. De este modo, sin magnesio, resulta más probable que enfermedades como osteoporosis o bien diferentes géneros de cáncer nos ataquen.

El calcio, por otra parte, es el mineral más rebosante en el organismo humano. Aunque el noventa y nueve por ciento de este se halla en huesos y dientes, el resto se encuentra en los tejidos anatómicos, las neuronas y la sangre, participando en los procesos más esenciales de nuestra vida.

Las mujeres, singularmente, deben consumir y intentarse durante su vida fértil una buena reserva del mineral pues tras la menopausia (sin el efecto protector de los estrógenos), comienzan a perder el calcio de los huesos (lo que en un largo plazo se transforma en osteoporosis). Y si bien nuestro organismo solo tiene de dos a tres gr. de cinc, este está depositado en nuestros músculos, pelos, uñas y tejidos, esto es, ¡en todo nuestro cuerpo!

Es imprescindible para el adecuado funcionamiento de nuestro sistema inmunológico, la cicatrización de la piel y la agudeza de nuestros sentidos del olfato y el gusto.

Alimentos

Si bien se pueden localizar suplementos nutricionales de calcio, magnesio y cinc, estos se aconsejan solo en el caso de haya un género de deficiencia, siendo preciso un refuerzo.

Caso contrario, es mejor consumirlos al interior de una dieta balanceada. Por lo común, el calcio y el magnesio van juntos en la mayor parte de comestibles en donde están presentes, pudiendo el cinc encontrarse en estos o bien debiendo ingerirse separadamente. En cualquier caso, acá te dejamos una breve lista de comestibles que los poseen y que debes intentar consumir con regularidad:

  • Palta o bien aguacate: Su contenido nutricional es elevado. Aparte de los elementos ta citados, tiene fósforo, potasio y pequeñas cantidades de cobre y hierro.
  • Lentejas: Contiene calcio, magnesio y cinc al unísono, siendo asimismo riquísimas en hierro y sirviendo para la prevención de enfermedades como la anemia. Su riqueza en proteínas y ácidos nucleicos se considera además de esto como un antídoto natural contra el envejecimiento, siendo capaz de renovar las células de nuestro cuerpo.
  • Choclo o maiz: Aparte de asistir en el proceso de pérdida de peso, sacia mucho. Es además de esto antioxidante y tiene un sinnúmero de proteínas.
  • Ostras: Tiene asimismo los 3 elementos, siendo, sobre todo, la fuente de la naturaleza rica en cinc. Son, igualmente, rebosantes en omega tres y pobres en grasa. Asisten a quienes tienen incesantes inconvenientes de cansancio, stress y fatiga.
  • Leche (de preferencia descremada): Pocos comestibles de nuestra cotidianidad son tan ricos en minerales como la leche, en cantidad y pluralidad. Ayuda del mismo modo, a quienes sufren de gastritis.
  • Huevos: Son una buena fuente de calcio y magnesio y se forman, por su parte, como una enorme fuente de proteínas para cualquier persona sana. Lo aconsejable es consumir entre tres y cinco huevos por semana para conseguir el aporte vitamínico preciso.