Vitamina E

Vitamina E
Rate this post

Es un género de vitamina liposoluble, o sea, se amontona en el tejido graso, a fin de que el organismo recurra a ella conforme sea preciso. Realmente, la vitamina liposoluble de tipo E abarca a un conjunto de ocho géneros de moléculas divididos en 2 grupos:

  • Tocoferoles
  • Tocotrienoles

De ellos, la manera Alfa-Tocoferol es a la que se considera propiamente “vitamina E”, y tiende a acumularse en tejidos no hepático, particularmente donde mayor es la generación de radicales libres, tal y como las membranas de la mitocondria y del retículo endoplasmático del corazón y pulmones.

Además de ofrecer protección en frente de los radicales libres, reduciendo el daño oxidativo celular, que puede afectar a la integridad de los tejidos que forman nuestro cuerpo, existen otra muchas fuciones asociadas a esta vitamina con lo que asimismo se halla implicada en frenar los síntomas del envejecimiento, resultando en progresar substancialmente el aspecto exterior (piel), y como es lógico, la función normal de los órganos del organismo; la regulación de la función inmune, el mantenimiento de la integridad de las células endoteliales y el equilibrio de la coagulación normal.

 

Funciones de la vitamina E

La vitamina liposoluble E es un antioxidante. Eso quiere decir que resguarda el tejido anatómico del daño ocasionado por substancias llamadas radicales libres, que pueden dañar células, tejidos y órganos. Se piensa que juegan un papel en determinadas afecciones relacionadas con el envejecimiento.

El cuerpo asimismo precisa vitamina liposoluble de tipo E para asistir a sostener el sistema inmunitario fuerte en frente de virus y bacterias.

La vitamina liposoluble E asimismo es esencial en la capacitación de glóbulos colorados y ayuda al cuerpo a emplear la vitamina liposoluble K. Asimismo ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y a impedir que la sangre se coagule dentro de ellos.

Las células utilizan la vitamina liposoluble E para interaccionar entre sí y hacer muchas funciones esenciales.

Es precisa más investigación para saber si la vitamina liposoluble E puede prevenir el cáncer, la enfermedad del corazón, la demencia, la enfermedad hepática y el accidente cerebrovascular.

Alimentos con vitamina E

Los suplementos de vitamina liposoluble de tipo E están libres en forma natural o bien sintética. Normalmente, las formas naturales están etiquetadas con la letra “d” (por servirnos de un ejemplo, d-gamma-tocoferol), al paso que las formas sintéticas están etiquetadas con las letras “dl” (por poner un ejemplo, dl-alfa-tocoferol).
Los comestibles que poseen vitamina liposoluble de tipo E incluyen los huevos, los cereales fortificados, las frutas, las verduras de hojas verdes (como la espinaca), la carne de res, las nueces, los aceites de nuez, las aves de corral, los aceites vegetales (el maíz, la semilla de algodón, el cártamo, la soja, el girasol), el aceite de argán, el aceite de oliva, el aceite de germen de trigo y los cereales integrales. La cocción y el almacenaje podrían destruir una parte de la vitamina liposoluble E en los comestibles.

Falta de vitamina E

Los síntomas de deficiencia de Vitamina liposoluble E no son muy evidentes, aparte del diagnóstico es complicado debido al papel del mineral selenio en el metabolismo de esta vitamina.

Entre los síntomas sospechosos de una deficiencia de vitamina liposoluble de tipo E se encuentran:

  • Debilidad muscular,
  • Incremento de la destrucción de las membranas celulares,
  • Predisposición anormal de grasa en los músculos,
  • Rotura de las células rojas sanguíneas.