Vitamina K

Vitamina K
5 (100%) 1 vote

La vitamina liposoluble K es una de las 4 vitaminas liposolubles —que precisan de grasa para ser absorbidas— famosa sobre todo por su papel en la coagulación de la sangre. Generalmente no se habla tanto de esta vitamina pese a ser tan esencial, con lo que le vamos a dar la relevancia que se merece en el artículo.

Existen diferentes géneros de vitamina liposoluble K

K1 filoquinona
La vitamina K1, asimismo llamada filoquinona, es un género de vitamina liposoluble de tipo K que hallamos en plantas y productos de origen vegetal, como verduras de hoja verde (espinacas, kale, acelgas, hojas de mostaza, perejil, lechuga romana, etcétera), vegetales crucíferos (brócoli, repollo, coles de brusela, etcétera), espárragos, bok choy, guisantes, frutas como ciruelas, zarzamoras, uvas, blueberries o bien mora azul, entre otros muchos.

La vitamina K se encarga sobre todo decontrolar la coagulación en sangre.

K2 menaquinona
La vitamina K2 o bien menaquinona, es producida por bacterias, con lo que es imprescindible tener bacterias sanas en nuestra microbiota a fin de que puedan formar esta vitamina. En los comestibles asimismo la podemos hallar en comida fermentada como chucrut, tempeh y kombucha, si bien las cantidades cambian mucho conforme a la procedimiento de producción que haya llevado cada comestible.

Mejora la salud de los huesos y previene determinados casos de cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

 

Funciones de la vitamina K

Cuando tenemos una cortada o bien una herida, nuestro cuerpo hace lo preciso para curarse. Uno de los pasos es la coagulación. La vitamina liposoluble K ayuda a que la sangre tenga la capacidad de solidificar, eludiendo que haya hemorragias.

La vitamina liposoluble K está hecha por un conjunto de compuestos; los más esenciales son la filoquinona (K1) y la menaquinona (K2). Para la vitamina K2 no hay una ingesta diaria determinada, por el hecho de que hacen falta más estudios. Mas, para la K1 sí hay factores de consumo recomendados.

Para los adultos por lo general, se aconsejan 70μg/día, para lactantes de entre siete y diez meses, 12μg/día, y para adolescentes (quince-diecisiete años) 65μg/día. Estas cantidades se pueden conseguir de comestibles incluidos en la dieta diaria.

La deficiencia de vitamina liposoluble de tipo K es común en recién nacidos, con lo que se les administra una dosis única. Pasada esa etapa de vida, es extraño que se presente una falta de este micronutrimento.

Alimentos con vitamina K

Una dieta sana y equilibrada como la mediterránea te asegura el suficiente aporte de estas y otras vitaminas, mas hay comestibles en especial ricos en ellas:

Vitamina K: es famosa por su papel indispensable en la coagulación de la sangre y asimismo en la producción de osteocalcina, una hormona precisa para sostener los huesos fuertes y sanos. Los comestibles más ricos en vitamina liposoluble de tipo K son las verduras de hoja verde, como espinacas, acelgas, lechuga, y asimismo las crucíferas, como brócoli, coliflor, col y coles de Bruselas. Condimentas como el curry, el pimentón y las yerbas aromatizadas (tanto frescas como secas) asimismo son buenas fuentes de vitamina liposoluble K. Carne, pescado, huevos y cereales integrales poseen cantidades más pequeñas de este nutriente.

Falta de vitamina K

Los signos de deficiencia incluyen sangre en las heces, contusión simple, hemorragias, perturbaciones en la capacitación ósea, sangrados internos y sangrados prolongados.

Por fortuna, la deficiencia de vitamina liposoluble de tipo K extrañamente provoca daños en el proceso de coagulación en los adultos. Pueden darse casos en los recién nacidos dado a que la vitamina liposoluble de tipo K no atraviesa eficazmente la placenta para llegar el embrión, y puede llevar múltiples semanas hasta el momento en que el embrión almacene suficiente vitamina liposoluble K. Los inconvenientes de coagulación relacionados con la deficiencia vitamínica. asimismo pueden darse en personas con enfermedades hepáticas o bien gastrointestinales graves. Mas esencialmente la deficiencia de vitamina liposoluble K jamás provoca trastornos de coagulación en adultos sanos.