Vitaminas para fortalecer los huesos

Vitaminas para fortalecer los huesos

Vitaminas para fortalecer los huesos
5 (100%) 1 vote

Tratándose de salud y bienestar, el sistema esquelético es verdaderamente un héroe ignoto. Con demasiada frecuencia, la salud ósea no recibe la atención que merece hasta más adelante en la vida de las personas, con frecuencia una vez que haya pasado la ocasión de respaldar la salud ósea en un largo plazo.

Algunas de las funciones de los huesos son dar forma a su cuerpo, generan glóbulos colorados, guardan minerales vitales, resguardan órganos vitales y dejan el movimiento del trabajo y el juego. Durante su vida, su cuerpo se descompondrá continuamente y regenerará su tejido óseo. Comprender y respaldar este proceso es esencial para sostener una alta calidad de vida conforme avejenta.

 

Vitaminas y minerales para los huesos

Vitamina D
La vitamina liposoluble de tipo D juega un papel vital en la salud ósea. La ciencia emergente ha probado que la vitamina liposoluble de tipo D deja que el calcio sea suficientemente absorbido en el intestino y usado por el cuerpo.

Aparte de respaldar la absorción de calcio, la vitamina liposoluble de tipo D asimismo ayuda en el desarrollo y rehabilitación ósea.

Una investigación efectuado en dos mil diez probó que la combinación de vitamina liposoluble de tipo D y calcio apoya con eficacia la salud ósea.

La vitamina liposoluble D no se halla de forma natural en muchos comestibles. La mejor fuente de vitamina liposoluble D es por medio de la exposición directa al sol a lo largo de la parte más refulgente del día. Naturalmente, no todo el planeta tiene la fortuna de radicar en una zona donde esto es posible a lo largo de todo el año. Por tal razón, de forma frecuente se aconseja la administración de suplementos. El rango de dosis recomendado para las edades de nueve a setenta años está entre seiscientos y cuatro,000 UI al día.

El calcio

Como seguramente sabe, el calcio forma una parte esencial de sus huesos y dientes. El calcio es realmente el mineral más rebosante en el cuerpo, y conocido por su relevancia para la salud de los huesos. El consumo conveniente de calcio es el factor más esencial en la construcción de un sistema esquelético fuerte. Entre sus funciones de soporte óseo, el calcio asimismo ayuda en la contracción muscular, la coagulación de la sangre y la señalización entre las células.

Al prestar atención a la ingesta de calcio a los veinte años de edad, puede comenzar a amontonar reservas de calcio que su cuerpo empleará en el futuro.
Se aconseja que las mujeres consuman de uno con cero a uno con doscientos mg de calcio al día por medio de una combinación de comestibles y, si es preciso, suplementos. Consejo: tome la mitad de su dosis diaria de calcio al unísono, puesto que los suplementos de calcio pueden ocasionar malestar digestible.

Hay muchos estudios que apoyan la relevancia de una ingesta diaria conveniente de calcio para respaldar la salud ósea. En una investigación de mil novecientos noventa y siete, trescientos dieciocho voluntarios mayores de sesenta y cinco años participaron en una investigación doble ciego controlado por placebo. Este estudio de 3 años halló que el conjunto que recibía calcio y vitamina liposoluble D sostenía huesos saludables.

Si bien la ingesta conveniente de calcio es esencial, su dosis tiene un límite superior (UL). Superar este límite puede ocasionar molestias como estreñimiento o bien dificultades, incluyendo cálculos nefríticos. Para los adultos de diecinueve a cincuenta años de edad, el UL para el consumo de calcio es de dos,500 mg, y para los de cincuenta y uno años y más, el UL es de 2,000 mg.

Magnesio
El magnesio, un mineral esencial para la salud general del cuerpo, ayuda al cuerpo a regular los niveles de calcio. Más o menos el cincuenta-sesenta por ciento del magnesio del cuerpo se guarda en el sistema esquelético. Debido a su relevancia para el sistema esquelético, tanto estructural como funcionalmente, no puede ser excluido de cualquier discusión sobre la salud ósea.

Como la vitamina liposoluble D, el magnesio apoya las funciones del calcio. Particularmente, es activo en el transporte de calcio por medio de las membranas celulares. Además de esto, apoya el desarrollo estructural del nuevo tejido óseo.

El magnesio es rebosante en nueces, verduras de hoja verde y frijoles. Si no come estos comestibles de forma regular, considere un suplemento de magnesio, singularmente si consume alcohol o bien cafeína, los que reducen los niveles de magnesio en el cuerpo

Vitamina K2
La vitamina liposoluble de tipo K existe en 2 formas: vitamina K1 (filiquinona) y vitamina K2 (menaquinona). La vitamina K2 ayuda al sistema cardiovascular. Asimismo actúa como coenzima de las proteínas precisas para el metabolismo óseo.

Estos descubrimientos fueron ampliados en una investigación de dos mil trece que mostró que los suplementos de vitamina K2 podrían respaldar la salud ósea en mujeres posmenopáusicas.

 

¿Dónde se encuentras las vitaminas para fortalecer los huesos y cartílagos?

Algunos de los alimentos recomendados para obtener la cantidad necesaria de calcio son: un vaso de leche alto y lleno de calcio es un icono por sus beneficios para los huesos. Aparte de los lácteos, las verduras de hoja verde, como la col rizada y las espinacas, son otras fuentes fiables de calcio. La soja y el brócoli asimismo poseen cantidades significativas.

Muchos cereales, panes y jugos están fortificados con calcio. Además de esto, los suplementos de calcio asimismo pueden acrecentar su consumo y asistir a eludir una posible deficiencia.

Se recomienda que las mujeres de 50 años o bien menos consigan 1,000  mg de calcio de todas y cada una de las fuentes a diario y que las mujeres de cincuenta y uno años o bien más consigan 1,200 mg. Para los hombres, el se aconseja 1,000 mg de calcio a diario para aquellos de setenta años o bien menos y 1,200 mg para los hombres de 71 años o bien más.

Y no se olvide de la vitamina liposoluble D, que deja que su cuerpo absorba el calcio. La mayor parte de los adultos menores de cincuenta años precisan entre 400 y 800  unidades internacionales (UI) al día y la mayor parte de los adultos de 50 años y mayores precisan 800 y 1,000  UI al día. Ciertas personas precisan más vitamina liposoluble de tipo D para sostener niveles saludables de esta vitamina en la sangre, conque asegúrese de charlar con su médico para determinar la cantidad conveniente para . 

Intente conseguir la cantidad diaria recomendada de calcio que precisa de los comestibles primero y suplemente solo cuando sea preciso para compensar cualquier déficit. Utilice nuestra herramienta de cálculo de calcio para querer su ingesta diaria de calcio desde los comestibles y revise nuestra lista de comestibles ricos en calcio para conseguir nuevas ideas que le asistan a añadir el calcio en su dieta.
Sostenga un estilo de vida sana por lo general comiendo muchas frutas y verduras, haciendo ejercicio y no fumando o bien no tomando demasiado alcohol.
Si se le diagnostica osteoporosis, trabaje con su médico para determinar un plan de tratamiento apropiado que incluya calcio, vitamina liposoluble D, ejercicio seguro y fármacos. Prosiga su plan y consulte con su distribuidor de atención médica ya antes de decidir dejar de tomar sus suplementos o bien fármacos.

Recuerde, sin importar lo más mínimo lo que escuche o bien lea, siempre y en toda circunstancia hable con su distribuidor de atención médica sobre sus necesidades individuales de calcio y vitamina liposoluble de tipo D y jamás deje de tomar sus suplementos sin charlar primero con su distribuidor de atención médica.

 

Los lectores llegaron a esta página buscando términos como:

  • Batidos para fortalecer los huesos
  • Alimentos que llevan calcio
  • Alimentos contra la artrosis
  • Importancia del calcio en el cuerpo humano
  • Cuál es la mejor vitamina para las articulaciones
  • Alimentos ricos en vitamina d para la osteoporosis
  • Que necesitan los huesos para ser fuertes
  • Vitaminas para adultos mayores