Vitaminas para fortalecer los tendones

Vitaminas para fortalecer los tendones

Las tendinitis son una de las lesiones más corrientes del corredor y que, en la mayor parte de los casos, hay un denominador común llamado sobreentrenamiento. Si no hay una progresión (continuidad, esmero, adaptación) en el entrenamiento, corres el peligro de sobreentrenar y de sobrecargar tu musculatura innecesariamente.

La primera cosa que debes hacer para eludir la inflamación de los ligamentos es quitar el mecanismo que produce el dolor, esto es, si saliendo a correr tienes dolor en, por poner un ejemplo, el ligamento de Aquiles, debes bajar el ritmo llegando aun a trotar despacio mas, en ningún caso, haciendo reposo absoluto.

En segunda instancia, aplica frío para facilitar una vasoconstricción inicial y calmante y, más tarde (cuando pase el periodo de más dolor), aplica calor para fortalecer el músculo. Mas, aparte de estas pautas para cuidar tus ligamentos y de muchas otras relacionadas con la manera de adiestrar (calentar mal, estirar demasiado y en frío, reiteraciones veloces, pesos elevados, no reposar lo bastante), la dieta asimismo influye significativamente en una adecuada restauración y cuidado del ligamento.

Una alimentación rica en vegetales y fruta (singularmente la piña) ayuda a sostener unos ligamentos en buen estado.

Cuida en especial la hidratación. Los ligamentos son estructuras que están particularmente poco vascularizadas y, cuando hay inconvenientes de hidratación, enseguida se resienten.

Por otra parte, en el periodo de mayor dolor evita el alcohol dentro de lo posible, puesto que este inhibe la hormona antidiurética, lo que provoca una deshidratación que agudiza la carencia de vascularización que padecen estas estructuras.

 

Vitaminas y minerales para los tendores

Los ligamentos son tejido conectivo blando que unen los músculos a los huesos. Asegurar a sostener un ligamento inmejorable es esencial para prevenir la tendinitis, una condición caracterizada por la hinchazón, sensibilidad en las extremidades y movimientos limitados.

Las muñecas, los codos, los tobillos, las rodillas y los hombros son particularmente susceptibles a la tendinitis. Ciertas vitaminas pueden reducir el peligro e inclusive puede calmar los síntomas de la tendinitis. Asegúrese de que está consumiendo suficiente cantidad de estas vitaminas por comer una pluralidad de comestibles o bien complementar su dieta con vitaminas.

La vitamina liposoluble E

La vitamina liposoluble de tipo E desempeña una función en la construcción de nuevas células del tejido en el cuerpo y ayuda a sostener y arreglar los tejidos conectivos, como ligamentos. La vitamina liposoluble E es un antinflamatorio natural, ayudando a reducir la hinchazón cerca de una articulación ocasionada por las lesiones del ligamento.

La vitamina C

La vitamina C es un jugador clave en el fortalecimiento del sistema inmunológico del cuerpo, resguarda los ligamentos de los virus o bien una infección bacteriana. Además de esto, la vitamina C tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes y ayuda a sostener saludables los tejidos conectivos.

La vitamina liposolubre A

La vitamina liposoluble de tipo A asimismo desempeña un papel en el impulso de la función inmune y es un fuerte antioxidante, ayudando a sostener y arreglar el tejido conectivo. La vitamina liposolubre A ayuda a la sanación de una tendinitis.

Glucosamina
Esta substancia es un constructor de colágeno que ayuda a resguardar y a reducir los dolores articulares, y enfermedades como la artritis o bien la artrosis. La cantidad diaria de esta vitamina estaría entre los mil doscientos y mil setecientos mg.

Suplementos como el sulfato de glucosamina, mucopolisacáridos o bien el sulfato de condroitina actúan como miembros en la síntesis de componentes cartilaginosos que cubren las superficies óseas (del líquido sinovial y de las articulaciones) contribuyendo a la movilidad y flexibilidad del cartílago. Estas substancias se extraen, normalmente, del cartílago marino, bóvido o bien porcino.

Magnesio
El magnesio es uno de los minerales imprescindibles para la producción proteica del organismo. Los tendones se componen de proteínas (elastina y colágeno), el magnesio ayuda a sostener saludables las fibras de elastina enriqueciendo su flexibilidad y estimulando la producción de colágeno.

Una falta de magnesio aceleraría el envejecimiento de las células productoras de colágeno. Por esta razón, es de vital relevancia supervisar que el magnesio sea ingerido por medio de la dieta de forma inmejorable, observando sus niveles (trescientos veinte -cuatrocientos veinte mg/día).

Los comestibles más ricos en magnesio que puedes hallar sencillamente son los siguientes: frijoles, nueces, vegetales verdes, granos enteros, espinacas cocidas, almendras, arroz integral, patatas asadas, etcétera